Carolina Ardila

Incauta que no descansa,
sobredosis de pensamientos.

Te escribo
desde las lagunas de mis recuerdos,
como las del frío en los pies
que no me logro sacudir.

Te escribo
desde lo que decido callar,
desde los besos que te doy
para que no preguntes más.

No te distraigas, no te detengas,
en las marcas que han dejado los demás.

--

--

291
tres números
una oportunidad de regreso a casa
tres números
varias oportunidades de subir.

782 o 736
lo anoto
porque siempre lo olvido
otras rutas
también otros puntos de partida.

El 291
por encima de otros
me recuerda a ti
habrá muchas cosas
lugares
canciones
olores
que me traigan pequeños retornos
viajes en el tiempo.

La ciudad es grande
y no se nos quedará pequeña.

Nuestros encuentros fueron
entre las mismas paredes.
No tengo que ponerle un filtro
a mis lugares favoritos
ni borrarte de mis fotos.

Fuimos previsivos.

--

--

Carolina Ardila

Carolina Ardila

Como diría Alicia, la del país de las maravillas: A duras penas se quién soy. Se quién era cuando me levanté, pero he cambiado varias veces desde entonces.